Toallas sanitarias reutilizables: ¿cómo utilizarlas correctamente?

Las almohadillas reutilizables son protecciones lavables. Se utilizan durante la menstruación para absorber la sangre. Evitan manchar la ropa y causar molestias. Las compresas ecológicas están destinadas a un uso externo, a diferencia de los tampones y las copas menstruales. También son adecuados para el cambio de pañales, las pérdidas de vejiga y los derrames de sangre debidos a la cirugía.

Cómo utilizar una almohadilla reutilizable

La compresa lavable tiene un lado de microfibra. Algunos modelos son compresas en fibra de bambú son reutilizables. El otro lado se caracteriza por un color brillante o patrones. Este lado debe estar en contacto con la piel cuando utilice su protección sanitaria. Colóquelo correctamente en la parte inferior de sus bragas antes de cerrar los broches. Este sistema de sujeción mantiene su almohadilla firmemente en su lugar, asegurando que se mantenga en su sitio durante todo el día y la noche.

Tenga a mano el número adecuado de almohadillas lavables

Las compresas reutilizables son tan eficaces como las desechables. También hay modelos más absorbentes para mujeres con un gran flujo sanguíneo. Mantenga el mismo número de almohadillas a mano durante todo el día. De este modo, evitará una situación embarazosa. Cuando salga durante la menstruación, lleve un recipiente hermético para guardar las compresas usadas antes de volver a casa. Una almohadilla ecológica puede usarse durante cuatro horas. Sin embargo, puede mantener la misma compresa durante la noche si tiene poco flujo sanguíneo. Cuando compre sus compresas reutilizables, tenga en cuenta la duración de su ciclo. También debe tener en cuenta la frecuencia con la que utiliza su máquina. Para evitar quedarse sin protección, lo mejor es tener almohadillas limpias para tres días.

Consejos para el lavado y cuidado de las toallas ecológicas

Lave su toalla de tela antes de usarla por primera vez. Esto elimina los gérmenes y las bacterias que pueden causar irritación o infección de la mucosa vaginal. Sus compresas reutilizables pueden lavarse en una lavadora a una temperatura entre 30 y 60°C. Si algunas manchas son persistentes, elija un lavado a 60°C. Añada una pizca de bicarbonato de sodio a su detergente para ayudar a eliminar las manchas. No utilice productos o materiales abrasivos para limpiar su toalla lavable. Pueden dañar el tejido y dejarlo inservible.

Adiós a los tampones y compresas tradicionales: ¿un ahorro de dinero?
¿Por qué buscamos cada vez más alternativas ecológicas a las compresas?